El mecanismo de financiación de la ENEE: Una inversión para garantizar servicios eléctricos sostenibles en Honduras

El mecanismo de financiación para la recuperación de pérdidas en los servicios prestados por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) para la ejecución del componente de servicio de distribución y flujo financiero será conservado por un tiempo adicional.

Así lo confirmó ayer el gerente interino de la estatal, Erick Tejada en el foro televisivo de Frente a Frente, quien declaró que “lo vamos a mantener por una solución de continuidad un tiempo más y sí nos va a dar alguna agilidad para hacer compras y sobre todo las inversiones en la red de distribución”.

Para saber

El comunicado de la Empresa Energía Honduras destaca logros que coinciden con los de la ENEE. Una de las cifras es la concerniente a la recaudación mensual al crecer de 1,516.6 a 2,647.8 millones de lempiras durante el periodo del contrato de concesión. Eso representa un incremento de caja en la de la Enee equivalente a 70%. No obstante, el exoperador del sistema reconoce que ese aumento en los ingresos por venta de energía obedece al ajuste de tarifas y crecimiento vegetativo, y sobre todo, la gestión de recaudo como factor principal.

“Se ha manejado bien, realizado de forma correcta es una herramienta para avanzar en las inversiones que tenemos que hacer en distribución”, agregó.

Delmy Padilla, titular de la comisión de transición de la ENEE, indicó que el mecanismo de financiación prácticamente permite que la transición se lleve a cabo, es un tema transitorio al igual que la Unidad Técnica de Control de Distribución y el objetivo que establecimos es poder brindar los procesos para que la continuidad se diera”. El mecanismo de financiación tiene una vigencia de 30 años.

El 16 de agosto, un día antes de finalizar la operación del sistema de distribución de la ENEE, la Empresa Energía Honduras (EEH) publicó un comunicado con datos inexactos, según sectores ligados a la industria eléctrica del país.

La cifra que ha generado la atención es la referente a clientes, ya que según EEH en agosto de 2016 la ENEE registraba 756,361 clientes. No obstante, ese dato difiere con el publicado por la estatal eléctrica en su portal electrónico, el que indica que el dato de abonados en su base de datos era de 1,684,114.

La diferencia entre los números de la EEH y la ENEE son 947,753 clientes a favor de la estatal eléctrica. Además, EEH, la cual operó por siete años el sistema de distribución de la Enee, señala que hasta agosto 2023 se reportaron 1,967,251.

Tomando en consideración la cifra de clientes reportados por EEH en el último comunicado de prensa, el número de consumidores de energía eléctrica aumentó en 1,210,890 abonados de agosto 2016 a agosto 2023, o sea 164.44%.

Los informes estadísticos de la estatal eléctrica indican que la cifra de clientes pasó de 1,684,114, en agosto 2016, a 1,966,516, a junio 2023, equivalente a un crecimiento de 282,402 abonados. Las autoridades de la ENEE no contestaron las preguntas de este rotativo.

Déficit

“Tenemos que reconocer que lo que encontró EEH es correcto había mucha falta de información, la misma ENEE no sabía cuántos postes, kilómetros de líneas -de distribución-, transformadores tenía, pero quedó un déficit de más de 300,000 medidores que obliga ahora a la estatal a promediar”, indicó Salomón Ordóñez, asesor en materia energética del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Agregó que “EEH bajó la atención al cliente, terminó con un call center allá en Colombia que la gente no podía pronunciar los nombres de las colonias de Honduras, se nota que bajó los mantenimientos en los sistemas de distribución”.

El último comunicado del consorcio honduro-colombiano obedece a una preparación para su defensa por incumplimientos ante los procedimientos legales en su contra y las demandas que se vayan a interponer en perjuicio de la Enee, consideró el exgerente de la estatal eléctrica.

Ordóñez mencionó que “lo que EEH quería hacer al final es por los menos demostrar que hubo logros, pero debieron haber sido más, especialmente donde estaba el espíritu de este contrato que no era en distribución, era en el control y reducción de pérdidas que no se alcanzó, se le entregó con 31% de pérdidas y lo entregó con 38%, eso es imposible esconderlo”.